Parece un buen día, hay que encender motores, el mes está por terminar y quizá, si no hemos vendido como quisiéramos, incluso podríamos tomar acciones desesperadas pero también podríamos aprovechar para saber cómo vender más.

Hay cosas que nos ocurren a todos los vendedores justo a fin de mes, por ejemplo.

  1. Cuando tus clientes te llaman, para saludarte, y tu creyendo que era para pedirte alguna otra cotización.
  2. Sientes una mezcla de ansiedad y prisa, quieres que termine el mes para cobrar, pero quisieras que tuviera otros días más cerrar más ventas.
  3. Te sientes frustrado cuando tu cliente te ha dicho que te hace el depósito el lunes pero el lunes ya es día primero, luego tratas de insistirle para que haga el depósito hoy, pero él no entiende porqué la prisa y te da el avión.
  4. A todos nos pasó que teníamos en la cabeza una cifra y cuando cobramos la comisión es menos de lo que teníamos pensado y luego al hacer cuentas nos dimos cuenta de que es nuestro error.
  5. Tus clientes te piden un buen descuento para poder hacer el pago antes de terminar el mes pero si lo haces, no llegaras a la comisión y te pones en un dilema.
  6. Hay tantas cosas que prometen subir las ventas que ya no sabes ni en que creer.
  7. El gerente te anima para que cierres más, pero también te dice todo lo que debiste y pudiste haber hecho para vender más, molesto porque no lo hiciste.
  8. Finalmente si sabes que ya no puedes hacer nada, buscas la manera de que el siguiente mes ocurra todo lo contrario para que tu bolsillo se recupere.
  9. Ya estas pensando en los clientes que este mes fallaron como “seguros” del mes que viene.
  10. Y de nuevo comienzas a pensar en formas más rápidas que te ayuden a vender en mayor volumen, y cuando ya tienes un plan tu entusiasmo regresa.

VCC Resuelve los problemas que suelen tener los vendedores que no lo usan.

No dejes más ventas a medias.