El reto más grande es:  trabajar para conseguir  generar demanda  sobre la idea de la necesidad  de un producto.

Algunas personas malentienden este concepto y tachan a quienes  están en este gremio como gente con una labia interminable, que podrá alegar de cualquier producto beneficios suficientes para hacerte creer que los necesitas, pero la realidad es que aun cuando existan personas con una falta de ética grande, que venderán de la forma en la que menciono aquí, un vendedor nato conseguirá.

Un ejecutivo de ventas  es la persona que consigue de los demás una conciencia sobre una necesidad.

Esta persona debe estar llena de herramientas que ayuden a lograr este objetivo.

Buenos argumentos, programas de computadores, listas de precios, facturación, capacitación, y cualquier cosa que pueda facilitarle dedicarse solo a conseguir la venta sin otras cosas.