Día de muertos, la ofrenda de Steve para Isaac.

Mucho agradecemos a dos genios, que podríamos relacionar con esta fruta.

Más allá de los mitos alrededor de la manzana, sí hubo un regalo de Isaac para Steve, fue la simplicidad.

En esta temporada, en la que rendimos tributo a quienes se fueron, y por tradición celebramos la visita de nuestros muertos ofrendándoles lo que les gustaba en vida, nos preguntamos qué podríamos ofrendarle a Isaac y Steve.

Por una parte fueron tan grandes que podríamos preguntarnos si su existencia cesó realmente, si continuamos sirviéndonos de su genio, si hay innovaciones ramificadas de raíces que ellos sembraron con una simpleza noble, si lograron imponer, quizá sin saberlo, su estandarte con una idea aislada, naciente y vulnerable, aun cuando unas pocas mentes cerradas se oponían y despreciaban las nuevas ideas, ha sido por el ímpetu de estos creadores, que dejaron su huella en el tiempo.

Isaac, como muchos vio caer una manzana, pero él se preguntó por qué.

Steve, tomando una manzana como ícono, simplificó la vida para todos.

Sus ideas, dejaron un legado que beneficia a la humanidad en dos direcciones.

Hoy la mayoría mejora sus vidas gracias a ellos.

Otros, llevamos su estandarte, haciendo justo lo que ellos hubieran querido, tomamos sus ideas como un lienzo para pintar nuevas invenciones y crear para otros, ideas y productos geniales.

Nuestra ofrenda a Steve e Isaac es la pasión por crear.

El equipo de VCC