Sientes esa necesidad de llevar el control en las relaciones humanas, diriges la comunicación y  te gusta tomar las riendas sobre ¿que debería hacerse?  O ¿que debería pensarse? si tu respuesta fue si, tu pensamiento y actitud son como un solucionador de problemas.   

 Si, conoces bien tu producto, y crees en él, lo vendes como una solución, y antes de recibir el dinero le haces saber a la persona que está comprando una solución a un problema, mismo que quizá antes de aquella charla no había visto como algo grave y ahora, tras unos minutos con el vendedor, sabe que es un asunto que debe terminarse pronto y comprende su importancia. Tu consigues ese pensamiento de "vamos a estar mejor cuando adquiramos aquel producto o servicio"

Eso es una muestra de tu habilidad de ventas, algunas veces innata, otras adquirida por necesidad, pero eso no es todo el trabajo.

Por el lado de la organización se vuelve indispensable mantener a cada cliente pulcramente organizado, de otro modo los descuidos provocados por la falta de organización dañan nuestra imagen o la empresa para la cual trabajamos, o peor aun, la de nuestro producto.

 Asique un vendedor virtuoso es aquel que ha conseguido encontrar el balance entre el  poder de convencimiento, un manejo de objeciones sutil y envidiable, disciplina, y llevar las tareas de organización con casi perfectas, un poco de amor a los retos y capacidad de trabajar duro.

Parece demasiado trabajo para un vendedor, ventas es un trabajo que no cualquiera soporta, pero tener un software de asistencia para las ventas es útil y ayuda a mantener el orden, para que tu puedas seguir vendiendo tanto a más de lo que tus expectativas (las cuales ya deben ser altas )marcan.  

Sabemos lo que te haria más virtuoso de lo que eres, no esta hecho para cualquiera, esta hecho para ti.