Quienes están próximos a convertirse en clientes necesitan un tipo de seguimiento que debe ser muy preciso. De lo contrario podrías perderse la venta.

Si ya has prospectado, el cierre de la venta depende solo del seguimiento que des.

Entre los errores más comunes en el seguimiento están la ausencia del mismo, así como un seguimiento descuidado. Ambos estropean nuestra labor, pero

¿Cómo evitarlo?

 El seguimiento debe ser puntual, suave y a la vez  preciso, debes llamar cuando has quedado y presionar sutilmente, contestar cada pregunta asegurándote de que tu futuro cliente comprendió la respuesta, pero es posible que esta información no sea nueva para ti.

Cuando son demasiados prospectos, a veces perdemos un poco la noción de cómo deben hacerse las cosas, nos confundimos, perdemos citas, quedamos mal, y cuando no nos compran recordamos las deficiencias que tuvimos, pero “estábamos tan saturados en aquel momento que no pudo haber sido de otra forma”: excepto claro teniendo un CRM mediante el cual el tiempo que tienes disponible para hacer dinero vendiendo se hace más productivo, pues desde la facturación electrónica, las cotizaciones y el organizador de eventos comienzas a trabajar más en la venta en si en vez de en el papeleo.

 Pero volviendo al seguimiento, usando la parte de la agenda estas   asegurando que cada uno de tus prospectos se convierta en un cliente

Cuanto más optimices tus procesos tus ventas irán mejor de lo que han ido hasta ahora.

Contáctanos http://www.vcc.com.mx/?contacto