Asegúrate de que tu prospecto no se enfríe.

Cuando los prospectos acuden ti, no siempre hacen la compra en el momento, generalmente están inseguros pero no por mucho. la decisión la tomaran, a tu favor o no.

Tu labor es asegurarte de que compren, manejar cualquier objeción que tengan, hacer uso de estrategias de venta inteligentes y ejercer una presión  discreta y casi imperceptible que lo haga comprar en el momento en el que tú has pensado.      

Sin importar cuantas estrategias de ventas tengas, debes ejercer un seguimiento puntual para poder usarlas.  Esta es una garantía de venta.

Usa el sistema VCC, un CRM a tu medida  para dar el seguimiento más preciso, más información aquí:  http://www.vcc.com.mx/?contacto