Ser conocido y ser consumido; dos conceptos que se confunden entre sí, lo que provoca que alguno de los dos pierda importancia a los ojos del empresario.
Ser conocido se refiere a Marketing, medios de Publicidad y por ser consumido nos referimos a que están comprando mi producto; Ventas.

Pero es fácil decir:
“Un departamento de ventas bien establecido basta”.
“Con Medios de publicidad, no necesito de vendedores”.

Cada uno por sí mismo fortalece a tu empresa, pero prescindir de uno de ellos es como decir:

¿Si le hecho gasolina a mi coche, no necesitaré gastar en llantas?

Si alguno falla, lo sepas o no, el otro comienza a colapsar. si hay publicidad a montones, generas un buen potencial de ventas, pero si no  existe quien cierre el negocio, la facturación sería mucho menor al potencial generado. 

En otras palabras estarías derrochando la inversión en publicidad y podrías llegar al punto en el que no tuvieras recursos para continuar publicitándote. Por otra parte, tocar puertas o hacer llamadas en frío funciona, pero la cantidad de tiempo y esfuerzo requeridos para generar un volumen de prospectos viables no es compensada por las ganancias.

Entonces, le tienes que poner gasolina al coche y no puedes descuidar las llantas.

Si sumas un buen volumen de publicidad correcta que trae compradores potenciales, con un equipo de ventas eficiente tendrías a tus vendedores saturados de prospectos, calificándolos, quedándose con los viables de cerrar, dando seguimiento y cerrando como locos, obtendrías:

Utilidades para tu empresa y Vendedores ganando comisiones, contentos con la empresa.

Es decir que, con un proceso de ventas establecido y optimizado, la labor de la publicidad rinde mayores frutos y a la inversa, cuando la publicidad está generando suficiente interés, se facilita la labor de ventas, aumentando la entrega de servicios y las ganancias.  

Nosotros al comprender este concepto hemos desarrollado dentro de nuestro CRM un modulo de marketing, desde el cual puedes (entre muchas otras funciones) manejar tus redes sociales para que puedas hacerte conocido y generar demanda de tu producto, así cuando lleguen a tus vendedores estarán más que listos para la compra.

Si dejas de ver esto como Marketing o Ventas y lo ves como Marketing y Ventas estás jugando a ganar.