Una landing page, o página de aterrizaje, es una página web diseñada específicamente para convertir visitantes en leads.

El término lead se usa para referirnos a aquellos contactos que nos han dejado sus datos a través de una de nuestras landing pages a cambio de un contenido de su interés. Por tanto, son contactos que, voluntariamente, pasan a formar parte de nuestra base de datos.

Estos usuarios son considerados potenciales clientes de nuestros productos o servicios. Es importante no perderlos de vista y comenzar un proceso de seguimiento para mantener su atención y convertirlos en clientes, esto se logra entregando el contenido adecuado a la persona indicada en el momento apropiado, normalmente en cadenas de emails en secuencia para ir tocando puntos de interés hasta convertir a ese prospecto en un cliente.

¿Por qué es importante?

Su razonamiento es sencillo: si ofrecemos algo que seduzca al usuario, éste estará más dispuesto a dejar información a través de un formulario si con ello va a poder acceder a otros contenidos de interés u obtener algún beneficio.

Esta página nos ayuda a convertir a los usuarios en clientes finales, de ahí la importancia crear una landing page que convierta de verdad.

¿Cómo funciona una landing page?

Veámoslo con un ejemplo: El usuario accede a un post escrito en nuestro blog, página web o recibe un email sobre algún tema de interés sobre cierto servicio o producto, o quizá una dieta fácil de hacer para mantenerse saludable.

A continuación, decide que desea ampliar la información, por lo que hace clic en un botón o link CTA (Call to Action o llamada a la Acción) de un ebook (libro electrónico) sobre el tema que lo dirigirá a nuestra landing page.

Finalmente, esta página le pedirá al usuario que nos envíe su información de contacto para descargar nuestro contenido (el ebook). Acto seguido, será redirigido a una página de agradecimiento con el enlace de descarga, convirtiéndose en un valioso lead.

En nuestro ejemplo, el número de descargas del  ebook, se traduce en información personal de clientes potenciales.

Existen muchos tipos que podríamos categorizar en dos grandes grupos:

1.- Las que encontramos dentro de nuestra página web.

Este tipo de landing pages son las que encontramos en la navegación habitual por nuestra página, ya sea haciendo clic en un CTA (Call to Action o llamada a la Acción), accediendo a una de nuestras categorías o al final de un post.


Es habitual que el diseño de estas páginas siga la estética de la web en la que se encuentran y se suele acceder a ellas ya sea por la propia navegación o por búsquedas relacionadas en un motor de búsqueda, por eso es vital que estén optimizadas correctamente para las búsquedas en Google. 

2.- Las que son Micrositios fuera de nuestra web

A diferencia de los sitios web convencionales, que implican una presentación global de la empresa y sus servicios, un Micrositio se centra en promocionar un producto o servicio determinado y lo hace generalmente durante un período de tiempo limitado.

Por ejemplo, organizar un evento puntual, impulsar una especialización académica que finaliza en un momento concreto o el lanzamiento de un nuevo producto que demanda una difusión rápida.

Del mismo modo, es posible desarrollar un Micrositio para facilitar información detallada y completa de un servicio complejo que necesita mejor explicación.

Los Micrositios precisamente consisten en eso: son una especie de mini web que ofrecen información concreta de forma utilizable, limpia clara y al alcance del usuario, con el objetivo de generar una comunicación mucho más directa y a la que se accede fácilmente.

En resumen se crean para un propósito concreto, que suele ser la captación de leads, y se encuentran fuera de la navegación por nuestra página web principal.

Debido a esto, es aún más importante que este tipo de landing pages contengan toda la información necesaria para seducir a un usuario y que nos ceda sus datos, además de un CTA (Call to Action o llamada a la Acción)  donde se recogerán.

Ya que no se encuentran dentro de un sitio web, es difícil que los usuarios la encuentren en Internet si no es con una búsqueda en Google.

Para derivar tráfico a este tipo de páginas se suelen utilizar estrategias de paid media (publicidad pagada) o SEM que conllevan inversión extra.

¿Qué es SEO y SEM en marketing digital?

Definición de SEO

El posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) es el conjunto de técnicas que se aplican en una página web con el objetivo de mejorar su posición en los resultados de búsqueda a nivel orgánico. Podríamos decir que el SEO es el posicionamiento natural de una página web en los buscadores.

Definición de SEM

El concepto SEM (Search Engine Marketing) hace referencia a las prácticas que se realizan en una web para obtener la mayor visibilidad mediante campañas de publicidad en los buscadores.

En otras palabras, podemos decir que el SEM son los resultados de pago del buscador.

Es decir pagas cada vez que un usuario hace clic en el anuncio a cambio de aparecer en las primeras posiciones de búsqueda reservadas para este tipo de campañas.

Diferencias de coste en el SEO y SEM

Como hemos visto, en el SEM se paga una determinada cantidad por cada vez que el usuario hace clic en un anuncio. Cuantos más clics, mayor es el coste, pero también mayores son las posibilidades de que tus visitas conviertan en leads.

Este modelo de pago se denomina PPC (pay per click) o costo por clic. Es decir, no pagas por las veces que el anuncio se muestra, sino por las que hacen clic en él.

En cambio en el SEO no tenemos que asumir ningún costo por cada visita como en la plataforma de Google Adwords, pero esto no quiere decir que sea más barato. El trabajo y tiempo de optimizar una web para posicionarla de manera natural en los resultados de búsqueda puede ser muy superior.

Que estas landing pages estén bien posicionadas en los motores de búsqueda, como Google, es clave para obtener buenos resultados.

Sea cual sea la opción que elijas, recuerda que tu landing page debe contener la información necesaria para que tus usuarios decidan cederte sus datos, convirtiéndose en esos leads que tanto deseas.

Recuerda que según el reglamento de protección de datos personales es obligatorio que nuestros leads nos den su consentimiento explícito a recibir información comercial, por lo que esta información debe estar muy clara en el contenido de nuestra landing page.

Buenas prácticas para crear la mejor landing page

1.- Poner un título que cree interés como un primer impacto.

2.- Poner un Subtítulo que oriente en el concepto general del servicio o producto que estás promocionando.

3.- Escribir una introducción clara y de manera concisa. Habla en el mismo idioma de tus usuarios, sin excedernos demasiado para que su nivel de expectación no decaiga en ningún momento.

4.- Explicar claramente la propuesta de valor y la importancia de la oferta. Lo más importante es ofrecer valor a la persona, centrándonos en todo momento en cómo puede sacar rendimiento del contenido que se le ofrece.

5.- Eliminar el menú principal y el resto de enlaces que puedan distraer al usuario. Con el objetivo principal de centrar la atención en la oferta, todo lo que no aporte valor debe eliminarse para evitar fugas de nuestro usuario.

6.- Seleccionar el número apropiado de campos para el formulario. No debemos caer en el error de pedir una cantidad excesiva de información al punto de que nuestro usuario desista. La idea es construir una relación a largo plazo y para ello tendremos más oportunidades de intercambiar información.

7.- Utilizar listados para hacer que la información sea fácilmente comprensible. Esto nos ayuda a enfocar la atención del usuario en los puntos que consideramos más importantes y que más pueden resultarle de utilidad. Se trata de dar relevancia a las bondades y beneficios de nuestro contenido.

8.- Añadir testimonios en caso de que aporten información relevante. Un contenido del que otros ya han disfrutado y tenga una buena valoración ayudará a convencer a nuestros visitantes.

9.- Incluir información multimedia relevante que capte la atención del usuario. El contenido entra mejor por los ojos. Un buen vídeo o imagen puede ayudar para mejorar la percepción de nuestro usuario.

10.- Añadir iconos para compartir en redes sociales. Si el usuario considera el contenido de interés, seguramente quiera compartirlo a través de redes sociales. ¿Por qué no facilitárselo a través de unos iconos al final del contenido de la oferta?

11.- Mostrar premios o reconocimientos recibidos por la organización. Sin caer en elogios desmesurados, no dejes pasar la oportunidad de incluir reconocimientos recibidos por un buen trabajo. El usuario lo valorará y agradecerá.

12.- Botón CTA o llamada a la Acción.

Ahora que ya conoces todo sobre las landing pages, si tienes un producto o servicio que vender, o simplemente quieres captar leads, debes crear ahora mismo tu Landing Page.

5 sitios para crear páginas de aterrizaje (landing pages) online.

A continuación te muestro algunas de las mejores páginas para crear landing pages de una forma sencilla pero potente.

También puedes crear excelentes landing pages utilizando VCC.

En definitiva, las landing juegan un papel fundamental en el proceso de conversión de los usuarios que visitan tu web o reciben un email tuyo. Su optimización es clave para que consigas leads.

¿Ya te vas?

Antes me gustaría recordarte que puedes usar nuestro software CRM totalmente GRATIS sin poner datos bancarios o tarjetas de crédito.

Share This