Se menciona constantemente que usar una herramienta como esta es útil en momentos en los que los clientes están desperdigados por ahí, sin orden por ejemplo;  le estas vendiendo a Ing. López, representa una ganancia quizá de 15,000 pesos y la Lic. Ramírez representa una ganancia de 50,000,  tienes también a el Sr. Gómez quien acaba de llamar esta mañana para pedir informes, está ya decidido a hacer la compra contigo porque alguien te ha recomendado, tiene pensado invertir más de un millón en tu empresa, quizá la oportunidad que estabas buscando, pero cuando llama suenas tan distraído y prestas tan poca atención a lo que le dices que difícilmente volverá a llamarte y tu claro, no tomaste ningún dato.    

  Cada cliente necesitan de tu atención, pero no en las mismas proporciones, algunos demandan más atención de la que es conveniente para ti otorgarles. Cuando te das cuenta de lo que está pasando, perdiste el correo, el teléfono, la información o la venta.

Entonces volvemos a la pregunta original ¿Qué hace un CRM por mí?

Un CRM es una suite de herramientas organiza tus ventas.  ¿Eso  es todo?

 

¡Por supuesto que sí!

 

Toda la información organizada justo como la necesitas, cada función que lleva a cabo un ejecutivo de ventas centralizada en un mismo sistema, mira como funcionaria. http://vcc.com.mx/clientes/portafolio/portafolio.html

 

 Eso es mucho,  si lo vez en términos de lo que hace un vendedor durante el día. . .

 

Llegas a tu oficina, y tienes en tu agenda algunas llamadas que debes hacer, de las 10:00 am  a 12 am haces llamadas de prospección, de las 12: 15 tienes una cita para cerrar la venta en el café, has mandado el recordatorio a tu cliente, a la 1:00 pm comienzas a dar seguimiento a prospectos, manejo de  objeciones.

Por la tarde cuando regresas de comer vas a dos citas de cierre más, y para cuando llega la tarde, has hecho tres ventas, tienes un par de citas más para el día siguiente y de los prospectos a los que llamaste por la mañana, han salido dos muy seguros, que citaste para la semana que viene.

Mientras transcurre tu día mucho más organizado, te llaman clientes, te piden facturas, te dicen que quieren un pedido “igual al de hace tres semanas” lo único que haces  es buscar la información en el historial del cliente, donde encontraras cualquier factura, cotización, correos electrónicos así como cada llamada o cita que tengas con el cliente.